Saltar al contenido

Bonos, códigos y descuentos: Aprende a canjearlos

En un momento en que estamos acostumbrados a juegos y servicios gratuitos sistemáticamente, cuando nos vemos en la tesitura de pagar, siempre solemos agradecer descuentos y bonos. De hecho, los regalos y rebajas iniciales suelen ser el reclamo para que nos decidamos a optar por la versión de pago. Los ejemplos más obvios son el primer mes gratuito que están ofreciendo servicios de suscripción como Apple Music, Netflix y diferentes aplicaciones.

 

No sólo los servicios de música y video en streaming ponen a nuestra disposición descuentos, las cada vez más famosas cajas sorpresa temáticas como Birchbox o Degustabox intentan captar nuevos clientes con promociones 2×1 o regalos en el primer pedido, y los juegos gratuitos con compras integradas ofrecen ocasionalmente packs de armas o de moneda virtual con descuentos de hasta el 70% por tiempo limitado. JustEat también lanza ocasionalmente descuentos para pedir comida a domicilio. Saber manejar la situación es crucial para sacar provecho de todos ellos sin llevarse sorpresas.

 

¿Cómo salir ganando siempre? La regla de oro siempre es leer la letra pequeña, porque los regalos siempre tienen condiciones especiales. En muchos casos, el regalo está limitado a los primeros que lo soliciten, hasta un número exacto (por ejemplo, los primeros 1000 registros). En otras ocasiones, para ir de compras en tiendas en línea hay que llegar a comprar una cantidad mínima (pedido mínimo de 50€), o el descuento o regalo sólo se reserva a quienes compren productos no rebajados, y los de la sección outlet no están admitidos en la oferta. ¿Tiene fecha de caducidad? Este es uno de los fallos más recurrentes. Antes de apresurarnos a hacer el checkout, es indispensable saber cómo conseguiremos el regalo, sobre todo de cara a futuras reclamaciones.

 

En cuanto al mundo gamer, cada vez son más frecuentes los bonos de casino para móvil. Si internet supuso un gran salto para los juegos de azar, volviéndolos accesibles a todo tipo de personas, el salto al smartphone ha sido determinante para su rápida expansión. Aquel que los haya probado, habrá descubierto que tiene a su disposición un extenso catálogo de juegos desde una sola app para jugar sin dinero real, pero los nuevos bonos especiales para dispositivos móviles duplican el dinero depositado para aquellos que buscaban un aliciente para apostar dinero real. También hay bonos sin depósito, es decir, sin necesidad de desembolsar nada, al registrarse regalan una cantidad concreta. Esto no es ningún engaño, pero nuevamente la letra pequeña nos dirá a cuánto deben ascender nuestras ganancias antes de retirar el premio, por ejemplo.

 

Si ya estamos convencidos de querer comprar y hemos leído las condiciones del bono, es el momento de canjearlo correctamente. Para ello, pondremos especial atención en no introducir espacios o guiones cuando no corresponde, o distinguir entre mayusculas y minúsculas; no deja de ser una contraseña que le facilitamos a un programa. Lo mejor siempre va a ser copiar y pegar el código. En el caso de ser la primera vez que utilizamos la app o plataforma, la recomendación es registrarse primero y luego proceder a la compra e introducción del bono, porque en ocasiones, al comenzar un checkout y reanudarlo tras un registro de nuevo usuario, el bono aparece como ya canjeado o sencillamente creemos haberlo introducido y ya  y se ha eliminado, por lo que debemos volver a introducirlo.

 

El error a evitar es precipitarse en pasar al siguiente paso, y luego al siguiente, porque podemos llegar a realizar un pago sin haber encontrado la casilla donde se introducía la numeración del código o bono. Nuevamente el consejo es leer, paso por paso, y no llegar a realizar el pago hasta tener visible la indicación de que el cheque regalo o promoción ha sido reconocido. En cuanto a las compras in-app, lo primero que debemos comprobar es si tenemos habilitadas las restricciones en nuestro terminal para no permitir estas compras integradas. En ese caso deberemos habilitarlas antes de canjear el bono.

 

Por otra parte, si ya canjeamos anteriormente un bono y hemos cambiado de terminal o lo hemos formateado, al instalar de nuevo la aplicación deberemos activar la opción “restaurar compras”, ya que si le damos otra vez a comprar volveremos a pagar por algo que ya habíamos pagado (aunque fuese con un bono o código de regalo). Los bonos, códigos y cheques actúan en este caso como cualquier otro método de pago y tienen la misma validez que una tarjeta de crédito o pago PayPal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *