Saltar al contenido

Tutorial para traducir una página web de forma profesional

traducir una página web de forma profesional

¿Llevas un tiempo con tu página web y te has planteado lanzarla a nuevos mercados? En Internet tenemos la posibilidad de llegar a millones de personas desde la comodidad del sofá de nuestra casa o de la oficina pero, si el público al que aspiramos no habla nuestro idioma habrá que buscar alternativas.

Traducir un portal de forma profesional es una manera de garantizar la expansión de un negocio incluso cuando no compartimos las mismas expresiones. Con el comercio electrónico como el mejor amigo de las compras, nada como estar adaptados a todos los consumidores.

¿Cuáles son las ventajas de traducir una página web?

Si tenemos en cuenta que hay hasta un 90% de personas que compran sus artículos en Internet, no hace falta decir mucho más sobre cuáles son las ventajas de traducir nuestra web y/o ecommerce a diferentes idiomas. Adaptados a las nuevas tecnologías, también se ha hecho fundamental que los negocios se vean en otras lenguas:

Mejor comunicación

Las páginas multilingües mejoran mucho su comunicación. A pesar de que siempre tiramos de las que están en nuestra lengua materna para hacer las compras habituales, puede que haya un artículo que nos guste en tiendas online extranjeras pero, por no saber qué es lo que nos están diciendo, lo dejamos pasar.

Mayor volumen de público

Un ecommerce traducido a varios idiomas nos da la oportunidad de llegar a un volumen de público mucho más amplio. Los usuarios, viendo que se pueden mover libremente por la web sin necesidad de echar mano de una app, se sentirán como en casa y querrán comprar todo lo que les ha gustado con nosotros. ¿Hacemos la prueba?

Satisfacción del cliente

Cualquier persona que encuentre los productos que busca en el idioma que habla se sentirá bastante satisfecho. Sin tener que estar buscando en Google qué es lo que significa cada cosa, podrá hacer su pedido sin problemas y con la garantía de que el lote llegará a casa en la mejor de las condiciones.

Impulso en los motores de búsqueda

Al dejar nuestra web en una empresa de traducción profesional, estamos potenciando el impulso en los motores de búsqueda. Google busca que las tiendas y blogs aporten contenidos de valor a los usuarios y, si además de publicar cosas que todo el mundo quiere lo hacemos en varios idiomas, ¿cuál crees que será nuestra posición?

Incremento de ventas

Es como un secreto a voces. Las páginas traducidas tienen el triple de posibilidades de aumentar las ventas sobre aquellas que están limitadas a un idioma. Con mayor ventaja para su propia publicidad -especialmente desde las recomendaciones- los productos no solo saldrán más rápido sino que hacia las distintas partes del mundo.

Sin contenido duplicado

¿Has oído hablar de lo que el contenido duplicado puede afectar a nuestra página web incluso cuando la llevamos años trabajando? A la hora de traducir Google suele ser bastante generoso y, esa barrera que tiene de los tantos por ciento sobre frases repetidas ni siquiera la tiene en cuenta.

Imagen profesional

Cualquier negocio que se haya tomado la molestia de traducir su web a otros idiomas da una imagen mucho más profesional que aquella que está en un solo lenguaje puesto que llega a un volumen de público mucho más alto. Mostrando interés por el usuario desde el primer momento, sin duda habrá un número mayor de personas que confían en nosotros.

Traducir páginas web automáticamente, ¿una buena idea?

Aunque todos hemos hecho uso del traductor de Google o de alguna aplicación para saber qué es lo que ponía en una frase o apartado, debemos llevar mucho cuidado con el modelo que implementamos. Como herramienta para “salir del paso” y conocer el sentido de las cosas rápidamente no es un problema.

Pero, en el momento en que queremos trabajar sobre algo más profesional es importante que nos pongamos en manos de quien sabe hacer este contenido. Así, la recomendación inmediata es que, para esos negocios prósperos, con ánimos de vender y ambición de todo tipo de público, no se use ningún programa.

Traducir páginas web automáticamente no es un método profesional y es que, cuando queremos hacer las cosas con prisas y sin pensar en el futuro puede que sí nos sirva de algo pero, ¿qué hay de aquellos que piensan en las ventas a largo plazo? Nada como meditar bien las opciones para ser conscientes de nuestras posibilidades.

En definitiva, si queremos hacer las cosas bien, debemos buscar la manera de pasar nuestra web a otros idiomas de la mano de alguien que haya estudiado para esto. Con esto, si la idea es vender y que todo el mundo sepa del negocio que tenemos se lo estamos poniendo más fácil a los usuarios y clientes interesados en nuestros productos.¡Ya lo sabes! Si lo que buscas son ventas y/o conversiones a largo plazo, las traducciones automáticas no son una buena idea. Las profesionales, hechas por personal experto que ha estudiado el idioma, son las que realmente llegan al público y con las que podemos encontrar todo aquello que buscamos. ¿Haces la prueba?

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad