aprovechar email marketing

Los 3 tipos de alumnos de un centro de formación y cómo aprovechar el email marketing en cada caso

Hay muchas ventajas para los centros de formación que suelen enviar una newsletter, como mantenerse en contacto con la comunidad que los rodea. El correo es una forma barata de complementar las acciones que puedan hacerse en redes sociales y en la web corporativa, tanto para captar como para fidelizar alumnos. Veamos algunas formas de aprovechar el email marketing según los diferentes tipos de alumnos que tiene una escuela:

 

  • Alumnos potenciales: ya sea desde el formulario de la web para solicitar más información de algún curso o gracias a un test gratuito de aptitudes que envía los resultados por correo, captar direcciones de correo electrónico de alumnos potenciales es un primer paso para incluirlos en nuestra base de datos y, a partir de ahí, animarles a que se den de alta en el centro. Una forma de hacerlo es enviar newsletters relacionadas con eventos que se organicen en él, como las puertas abiertas para que puedan ver mejor cómo funciona la actividad docente.
  • Alumnos actuales (y sus familias): una buena comunicación es clave para el aprendizaje, lo mismo que mantener abierta una vía para relacionarse con los alumnos. Por ejemplo, puede informarse de los temas de actualidad que les afectan como tareas o calendario de clases. Por su parte, en algunos casos, las familias también quieren mantenerse al día de lo que hacen sus hijos, tanto en el aula como en actividades extraescolares a las que están apuntados así que es importante utilizar una vía rápida como el email marketing para informarles de lo que ocurre en la escuela.  
  • Alumnos fidelizados: según el tipo de centro, es posible utilizar el correo para retener al alumno durante más tiempo que el que dura su curso. Por ejemplo, en escuelas de idiomas pueden ofrecerse complementos de formación mientras que una guardería puede recordar sus servicios de comedor o avisar de actividades paralelas como un cuentacuentos los fines de semana. En otros centros como puede ser una escuela de postgrado, el objetivo es conseguir que les recomienden a otros alumnos. Su nivel de satisfacción es clave para que esto ocurre y se consigue día a día en clase, pero el marketing por correo electrónico contribuye a que se sientan acompañados por la escuela y así se les anima a dar sus recomendaciones.

 

Además, también un centro de formación puede aprovechar el email internamente porque también ayuda a organizar a las personas que trabajan en él. Segmentando los envíos, se puede elegir quién recibirá los mensajes por clases y temáticas, o incluso añadir al personal administrativo en campañas de email concretas.

 

Los resultados de estas acciones son medibles fácilmente por lo que podremos ver cómo mejorar de cara a los próximos envíos y, como se suele pedir a los alumnos, seguir aprendiendo.

 

email marketing

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *